domingo, septiembre 07, 2008

así es

Este es un cuento de nunca acabar que se repite con una periodicidad constitucional.

De la muchachita en cuestión siempre se acuerdan y luego se olvidan para recordarse nuevamente cuando les viene a la mente que es el medio para un fin.

Cosas de la vida... ninguna institución considera eso abuso infantil.

*aunque si uno se pone a pensar la verdad es que ya nadie ofrece nada*

3 comentarios: