jueves, julio 03, 2008

maracaibo couture

Esta niña es prácticamente una comerciante errante, una rata y tambien maleante. No te para medio pero cuando te ve, te ordena como si fuera comandante!

Ahorita que las hojas han caído y que un cuervito le ha pegao un silbido ella observa con consternación el reloj que contiene su maldición, porque esa arena ha empezado a andar y sabe muy bien que en 15 minutos se va a acabar...

3 comentarios:

  1. me encanto lo que escribiste!!!
    hay parabolas, metaforas, hiperbolicas, elipses.... me gusto.

    ResponderEliminar
  2. A ustedes dos no hay que dejarlos fumar esas cosas...


    (me encantó la ropa de la maracucha y la maleta parece que está triste)

    ResponderEliminar
  3. Sabes que yo tengo un relojito de arena como ese, pero en vez de 15 mide sólo 3 min...........

    Jackie, yo también creo que la maleta está haciendo un puchero...

    Saludos!!!

    ResponderEliminar