miércoles, mayo 14, 2008

pausa dramática

Esta historia es larga y compleja. Ella cambió Zaire por Zaragoza en lo que constituyo un viaje lleno de peripecias.

Mientras—y si es que—reúno fuerzas para narrá ese cuento tendran que jugar a la imaginación.

1 comentario:

  1. Está fácil:
    Jugaba ella al ahorcado. Dijo Z y algo en la incertidumbre se le despejó. Mientras contaba las letras sobre los espacios vacíos y sacaba cuentas mentales bebió algo que pensó era cerveza mexicana pero que resultó veneno. Se sintió un poco mareada y dijo: "una fumadita quizás me sienta bien". Utilizó la vela para encender uno de esos que se fuma con papel de aluminio y aspirando tan hondo que cuando exhalas ya la mitad de todo es humo y sólo humo. Y bueno, está a punto de darse por vencida, de darse por ahorcada. En en el sentido más amplio del término.

    ResponderEliminar