jueves, abril 05, 2007

mi encuentro con gregorio

Bien entrada la madrugada... la presión tritura y el canasancio abunda.

Al fin es hora de dormir y en cuanto se va la luz quedamos sin luna y aparece este bicho para disputarnos el derecho de la almohada.

El Baygon por supuesto que es inútil.. sólo queda el último recurso pero veo al animalito este a los ojos y dudo lanzarle el mazanazo mortal

—extraído de la vida misma... azul y amarillo por borbotones!

7 comentarios:

  1. ¡Asesino!

    ¿Y qué te había hecho el pobre Gregorio?
    El venía de seguro a zumbarte en sueños las historias del fascinante mundo de los insectos...

    ResponderEliminar
  2. Pana que excelente tus dibujos. Mi admiración de verdad!

    ResponderEliminar
  3. Mmm! te comentaré que vives en una casa extraña. Siempre se te meten animales y bichos a los cuartos, salas, camas... recuerdo la ardilla loca de la otra vez. Si...

    ResponderEliminar
  4. Gregorio.... qué buen nombre elegiste!!!

    ResponderEliminar
  5. Gregorio?? de donde sacas tu esos nombres chico??? jaja. Gracias por la complacencia.... =).

    Te digo algo....?? preparate... te viene trabajo.... buahjajajaja

    ResponderEliminar
  6. Gregorio Samsa... La metamorfósis, de ahi, supongo...

    fino tus dibujitos.

    ResponderEliminar
  7. Muy kafkiana la cosa. Yo a Gregorio quisiera matarlo, siempre. Aunque suelo correr. *escalofríos* No lo soporto.

    ResponderEliminar