miércoles, enero 31, 2007

se recomienda la discrecion del observador


Don Omar me pidió que le resucitara a la querida Julie para una segunda presentación. Sin dudarlo la saqué del abismo en el que la dejé pero esta vez se vino acompañada.

Ahora la dejo encomendada a los oscuros designios que le esperan en el manicomio.

—Te debo los colores porque no me dió chance! :S

5 comentarios:

  1. Querido amigo bloguero,
    Siento la necesidad de oponerme en los términos más contundentes posibles a este intento de revivir la ya pérdida popularidad, de esta publicación electrónica, utilizando pornografía lésbica, nunca me opuse a la discriminatoria práctica de sólo mostrar féminas en el blog en aras de la popularidad del mismo, ¡ pero esto es ya demasiado !

    Ahora en serio, un saludo, y un abrazo.

    yo.

    ResponderEliminar
  2. TU!!!!...muchachito malvado y diabólico! despues de tantas batallas peleadas hombro a hombro vienes a atacarme cuando me encuentro más desválido y débil, justo en mi último día, celebras mi despedida con una puñada traicionera en la espalda!

    Sólo una moneada puede lavar esta ofensa, debe ser una moneada monumental... en una escala proporcional al desprecio que se concentra en la negra pústula que tiene por corazón Agrajag.

    La venganza será mía, será rápida y oye por cierto que la fiesta es el viernes, acuérdate que tú pones la comida.

    *cheers!

    ResponderEliminar
  3. Es perfecta...tal cual debe ser...
    Mil gracias por aceptar el encargo, es que una historia de Julie jamas sería igual sin tu dibujo...
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Viéndolo bien, la verdad, sí parecen dos mujeres, y el tipo debe tener el pene muy pequeño, porque no se le nota nada, sólo algo de bello. jajaja

    Genial la imagen.
    Creo que el color no le quedaría bien.
    En fin, entre gustos y colores...

    Saludos y buena vibra

    ResponderEliminar