miércoles, noviembre 22, 2006

lo segundo p.2

Cómo las damas van primero comenzamos con una auténtica norsk pike, se llama Cecilya y es una fugitiva. Llegó a Venezuela con una patota de veintipico de Noruegos y se escapó de ellos en Mérida porque quería salir a buscar el sol, dos cómplices la acompañan en esa aventura.

De los cómplices hablaremos luego, de ella puedo decir 2 cosas: Me dió mis primeras lecciones de noruego y a su entrenador físico se lo comió un oso polar —extraño Lost *sigh*


Este es David y es de Madrid. Nos conocimos en la pista de aterrizaje y aparte de ser muy alto es analista y trabaja para Pfizer de freelance. Por si alguien pregunta no, no le dan bonos de Viagra en Navidad.

Con él formamos un grupo de rezagados, nos ganamos un tour por Ciudad Bolívar y una cena de churrasco de Lau-lau.

5 comentarios:

  1. eso es lo k pasa por andar abrazando osos polares!!!
    o.O

    ResponderEliminar
  2. ¡Júrame que no probaste zapoara! ¡júramelo!

    Un abrazo caraqueño,

    ResponderEliminar
  3. Lastima...
    Creo que no me buscaré un entrenador como el de ella

    ResponderEliminar
  4. Por eso es que no me gusta abrazar osos polares!...

    ResponderEliminar
  5. Monooos! Monooosss!!!! GRRRR! GRRR!!! MONOOOOS!

    ResponderEliminar