jueves, agosto 31, 2006

"el socio"


Está noche entro en mi ascensor y pega un frío terrible, se me secan los labios y la boca se me hace sangre.

Cuando llego a mi piso me interceptan dos señores y me pasan su tarjeta, dice que trabajan para unos mafiosos chinos, me agarran por el brazo y me dicen:

—Muchachito te llegó la hora de que vengas a nuestra sombra.

Pensé que sería por mi concurrida soledad y que era una mejor alternativa que pasar la noche apuñalándome con la Antología de Rafael Cadenas así que los seguí sin chistar.

10 comentarios:

  1. parecen hermanos de mi padre..
    pero mejor vestidos..
    =.=

    ResponderEliminar
  2. espero que no hayan sido mimbros de la YAKUSA y que la hayas pasado bién....
    muchos saludos

    ResponderEliminar
  3. Los pequeños hermanitos (Chang) te vigilan. Volveremos por ti. Esto no es juego de niños (aunque a veces... sí)

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracia hombre.
    gosto mucho el teu «blog».
    buenos comentários.
    Abrazo
    Paulo

    ResponderEliminar
  5. jejejejeje
    está muy bueno, gracias

    ResponderEliminar
  6. ¡Detallazo! Es que esos chinos de ahora no son como los de antes... buena broma te echaron mi querido amigo.

    Pero tú ahí, resistiendo, píntales unos retratitos en los que sonrían y a lo mejor se les pasa la seriedad ¿no?

    Un abrazo y una sonrisa,

    ResponderEliminar
  7. No! TAMBÍEN TE TIENEN! los estan tomando a todos. Es que los tienen como esclavos en sus "negocios".

    Saludos y SUERTE en eso... la vas a necesitar.

    ResponderEliminar
  8. Sin dudas. El cubismo, la macarena y el cinetismo seran expresiones artísticas del pasado. Lo in será el paint.

    ResponderEliminar
  9. Jajaja! realmente eso parecen.

    ResponderEliminar
  10. Un par de hombres misteriosos
    me conminan a seguirlos
    me resulta pavoroso,
    pero decido vivirlo

    Son dos moles negro y blancas
    con bombines y bigotes
    catalejos en los ojos
    e intenciones de quijotes

    yo aún me encuentro adolorido
    hinchado el tobillo dextro
    así que cojeo un poquito
    pero no arrugo en mi puesto

    Les cuento de la peluda,
    chiquitica y rosadita
    y también del amor mío
    la ballena y la alcancía

    Y de todos esos monos
    que pinto con gran soltura
    para ver si gano bonos
    y me despejan la duda

    Y es por ello, tus amigos
    que yo he vuelto a ser coplera
    además quiero ser reina
    con corona, capa y sedas

    Hola mi niño bello, disculpa mi alejamiento...te debo muchas coplas, pero te hice un "medio mateo"..je,je,je..mil besitos

    ResponderEliminar